miércoles, 19 de agosto de 2009

Será una señal?

O cerrando puertas.
O cerrando capítulos.
Como quiera llamarlo.
Lo importante es poder cerrarlos.
Lo importante es poder dejar ir momentos de la vida que se van clausurando.
¿Terminó con su trabajo?
¿Se acabó la relación?
¿Ya no vive más en esa casa?
¿Debe irse de viaje?
¿La amistad se acabó?
Puede pasarse mucho tiempo de su presente 'revolcándose' en los porqués, en devolver el cassete y tratar de entender por qué sucedió tal o cual hecho. El desgaste va a ser infinito porque en la vida, usted, yo, su amigo, sus hijos, sus hermanas, todos y todas estamos abocados a ir cerrando capítulos.
A pasar la hoja.
A terminar con etapas o con momentos de la vida y seguir para adelante.
No podemos estar en el presente añorando el pasado.
Ni siquiera preguntándonos por qué.
Lo que sucedió, sucedió.
Y hay que soltar, hay que desprenderse.
No podemos ser niños eternos, ni adolescentes tardíos, ni empleados de
empresas inexistentes, ni tener vínculos con quien no quiere estar vinculado a nosotros.
No.
¡Los hechos pasan y hay que dejarlos ir!
Por eso a veces es tan importante destruir recuerdos, regalar presentes, cambiar de casa.
Papeles por romper, documentos por tirar, libros por vender o regalar.
Los cambios externos pueden simbolizar procesos interiores de
superación.
Dejar ir, soltar, desprenderse.
En la vida nadie juega con las cartas marcadas y hay que aprender a perder y a ganar.
Hay que dejar ir, hay que pasar la hoja, hay que vivir sólo lo que tenemos en el presente.
El pasado ya pasó.
No espere que le devuelvan, no espere que le reconozcan, no espere que ”alguna vez se den cuenta de quién es usted”.
Suelte el resentimiento, el prender “su televisor” personal para darle y darle al asunto, lo único que consigue es dañarlo mentalmente, envenenarlo, amargarlo.
La vida está para adelante, nunca para atrás.
Porque si usted anda por la vida dejando “puertas abiertas”, por si acaso, nunca podrá desprenderse ni vivir lo de hoy con satisfacción.
Noviazgos o amistades que no clausuran, posibilidades de “regresar” (¿a
qué?), necesidad de aclaraciones, palabras que no se dijeron, silencios que lo invadieron.
¡Si puede enfrentarlos ya y ahora, hágalo! Si no, déjelo ir, cierre capítulos. Dígase a usted mismo que no, que no vuelve.
Pero no por orgullo ni por soberbia sino porque usted ya no encaja allí, en ese lugar, en ese corazón, en esa habitación, en esa casa, en ese escritorio, en ese oficio, usted ya no es el mismo que se fue, hace dos días, hace tres meses, hace un año, por lo tanto, no hay nada a que volver.
Cierre la puerta, pase la hoja, cierre el círculo.
Ni usted será el mismo ni el entorno al que regresa será igual porque en la vida nada se queda quieto, nada es estático.
Es salud mental, amor por usted mismo desprender lo que ya no está en su vida.
Recuerde que nada ni nadie es indispensable.
Ni una persona, ni un lugar, ni un trabajo, nada es vital para vivir porque cuando usted vino a este mundo “llegó” sin ese adhesivo, por lo tanto es “costumbre” vivir pegado a él y es un trabajo personal aprender a vivir sin él, sin el adhesivo humano o físico que hoy le duele dejar ir.
Es un proceso de aprender a desprenderse y humanamente se puede lograr porque, le repito, nada ni nadie nos es indispensable.
Sólo es costumbre, apego, necesidad.
Pero... cierre, clausure, limpie, tire, oxigene, despréndase, sacuda, suelte.
Hay tantas palabras para significar salud mental y cualquiera que sea la que escoja, le ayudará definitivamente a seguir para adelante con tranquilidad.

¡Esa es la vida!

Autor: Paulo Coehlo

jueves, 6 de agosto de 2009

La tierra del carajo.


Está a la vuelta de la esquina o dentro de cada oficina. El líder generalmente posee algunos atributos particulares: Mediocre, inoperante, incapaz de sobrevivir en el ámbito privado si no es el tío, primo, sobrino, hermano o pariente de algún dueño.


Se jacta de ser comprometido, eficaz. Pero es un loser total, con mayúsculas y en negrita. Es inútil. Poco práctico, absolutamente confuso, dubitativo, altamente manipulable. Las decisiones que toma son impensadas, irrisorias, elocuentes, esquivas de toda lógica. Generalmente sus proyectos son ocurrencias vacías de contenido práctico.


En la tierra del carajo vive gente de toda especie y condición. En la tierra del carajo puede suceder cualquier cosa, pero hasta la más loca, es natural y por lo tanto, internalizada por sus habitantes como tal. En la tierra del carajo el ñoqui crece silvestremente. En la tierra del carajo te tropezas con gente inútil para el cargo que ocupa.


En la tierra del carajo no hay escalafón salarial ni responsabilidades claramente demarcadas. En la tierra del carajo puede vivir solo quien se lo proponga, y más chances tiene aquel que es amigo de alguien. Es la tierra del lo hacemos mañana porque me chupa un huevo, es la tierra de la mentira, es la tierra de la inoportunidad. Es la tierra de la trampa, es la tierra la avivada. Es la tierra del hacer que hago algo.


La tierra del carajo es una mentira. La tierra del carajo es igual que todas. En la tierra del carajo todo es lo mismo, y los espejitos de colores son grandes como casas.


Lo grave de la tierra del carajo es que está lejos de ser el paraíso que parece ser. Lo grave de la tierra del carajo es cuando se anida en el estado, en un lugar que se puede hacer mucho por muchos.

jueves, 16 de julio de 2009

A la orilla de la chimenea

jueves, 2 de julio de 2009

Si.





Muy
Muy
Pero
Muy
Indecisa.



Ouch!



sábado, 27 de junio de 2009

Ya me di cuenta

Solo basta decir:


“No. Si. Esta vez lo hacemos. Pero no digamos que lo hacemos y después queda todo ahí. Hay que hacerlo. Dale”.





Para que jamás lo hagas.

martes, 23 de junio de 2009

Todo bajo control

Anoche, cuando salía de terapia, le devuelvo el llamado a un cliente. Me avisa, que quería que le hiciera un trabajo. Ok, pensé. Una pavada. Dos horas de laburo. Guita rápida. Le digo que si, que de mi parte no hay problema. Hoy, temprano, llamo al proveedor que tiene que hacer el laburo para chequear que estemos bien con los tiempos. El, me dice que yo se lo tengo que entregar hoy así el puede imprimirlo tranquilo.

Llamo a mi cliente y le paso mi presupuesto y el de mi proveedor. Le comento que el trabajo debe entregarse hoy, pero que no se hiciera problema que era algo simple y rápido de resolver y que yo tenia TODO bajo control.

Aprueba el trabajo.

Bien, contesto. Acto seguido, llamo a mi oficina y aviso que no voy a ir a trabajar hoy. Hasta esa hora yo pronosticaba un día perfecto lejos de esa oficina tan rutinaria. Me preparo unos mates, me siento en la pc y me pongo a trabajar.

A las 14 hs, solo tenía que recortar dos imágenes. Fantástico, pienso, me queda toda la tarde libre para terminar cosas pendientes. Guardo los cambios, cierro los programas.

Almuerzo. Vuelvo. Abro los programas. y…

“ERROR. No hay suficiente memoria para realizar la operación deseada. El programa no puede continuar”. y se cierra todo.

Bien. No importa. Vamos otra vez.

Abro el programa. Abro el archivo. y…
“ERROR. El archivo está dañado y no puede abrirse”. Y se cierra todo.

Bien. A no desesperarse. Estamos con tiempo. Son las 15 hs y el trabajo tengo que entregarlo antes de las 19, previa aprobación de mi cliente. Luego de este pensamiento, me digo: Tranquila Natalia, que se te salga la cadena tan temprano implica que no resuelvas esta pavadita rápido. Son cosas que pasan siempre, y más cuando el laburo es simple y tenes el tiempo justo.

15.30 – 17.30: la pc sufre un proceso de reiniciado epiléptico. No hay memoria. Error. El programa a efectuado una operación no valida y va a cerrarse.

OK. ¿y para que carajo me avisas que va a cerrarse si se va a cerrar igual? eh? eh?

Pierdo nuevamente los archivos. Supuestamente esta falta de memoria repentina hace que se graven a medias y por lo tanto, una vez que los cerras, no los podes abrir.

cambio de pc. ahora voy a la notebook.
Abro el programa. Abro el archivo. y…
“ERROR. El archivo está dañado y no puede abrirse”. Y se cierra todo.

Bien, genero los archivos nuevamente. Rehago el trabajo. Termino. Quiero grabar y
“ERROR. No hay suficiente memoria para realizar la operación deseada. El programa no puede continuar”. y se cierra todo.

Pero como? tampoco en la notebook?

Ahí deviene una catarata de puteadas que no vienen al caso.


18.30 llamo al proveedor. Le digo que el archivo lo voy a tener para mañana. Le lloro un rato para que de todas maneras lo tenga listo para el sábado.

19.10 me llama mi cliente para ver como andaba todo.
Llorar, no lloré porque quedaba mal. Pero, le tuve que decir que estaba retrasada por cuestiones técnicas y que te dotas maneras el proveedor ya estaba al tanto.

Mi cliente me dijo que no me hiciera problema. Que mandara los archivos sin que el los viera.

Claro, pensé. Después no te gusta y a la que vas a venir a romperle las pelotas es a mí. No, le digo. Los archivos tienen que estar aprobados por el cliente, siempre.

Después de volver a la pc original, en la que empezó todo y borrar muchas cosas que “no servían” (eso voy a comprobarlo el día que busque algo y lo encuentre). Estaba en emergencia.

20.00 comienzo a rehacer el trabajo por tercera vez.

21.30 llamo a mi cliente para avisarle que en su correo tiene una muestra del laburo.

22.30 llega email que dice. “Envialo así”.

22.40: mientras grabo el Cd para llegar mañana a primera hora, escribo este post.

22.45. Está todo bajo control.


Resumen:
A las 19 hs estaba como a las 11 am. Podría haber ido a laburar igual.
Tengo que ir a comprar un Mouse nuevo. El que tenía murió estampado contra el escritorio.

jueves, 18 de junio de 2009

Algunas veces




A veces tengo muchas cosas para decir. A veces, tengo mucho miedo de vivir. A veces solo me quiero borrar, y a veces, solo reír. A veces escucho alguna canción, otras veces me pregunto para que la escuché. A veces tengo ganas de dormir. A veces me pregunto cuando voy a despertarme.

A veces quiero volver a empezar y a veces solo pienso que se trata de no parar. A veces me doy cuenta que me equivoco. A veces me siento mejor y otras veces me doy cuenta que solo empeoro. A veces no hago pie.

A veces escribo cosas que después borro. Y a veces, no.

miércoles, 17 de junio de 2009

Un capo!








No creo D´elia que hayas podido hacer eso. Hay personas a las que se las va a extrañar y admirar siempre.

jueves, 11 de junio de 2009

¿queeeeeeeeee?

No se si es que estoy vieja. No se si es que uso poco la pc para esas cosas. No se si es que ya quedé afuera de algunas cosas. No se si es que la comunicacion 2.0 me superó...

Pero a veces, cuando leo algunos blogs, y miro los comentarios la gente está dele y dele con algunos simbolos. No aguanto más.

Por ejemplo, ¿que carajo significa esto?

x3


o esto


xD


o estos otros...

o.


^^

*o*

;**



entre otros...

Listo. Muchas Gracias.

miércoles, 3 de junio de 2009

Un dia...





Un día como hoy,
hace 26 años,
nacía yo,

que loco, como pasa el tiempo che.




domingo, 17 de mayo de 2009




UTOPÍAS

Cómo voy a creer / dijo el fulano
que el mundo se quedó sin utopías
cómo voy a creer
que la esperanza es un olvido
o que el placer una tristeza

cómo voy a creer / dijo el fulano
que el universo es una ruina
aunque lo sea
o que la muerte es el silencio
aunque lo sea

cómo voy a creer
que el horizonte es la frontera
que el mar es nadie
que la noche es nada

cómo voy a creer / dijo el fulano
que tu cuerpo / mengana
no es algo más de lo que palpo
o que tu amor
ese remoto amor que me destinas
no es el desnudo de tus ojos
la parsimonia de tus manos
cómo voy a creer / mengana austral
que sos tan sólo lo que miro
acaricio o penetro

cómo voy a creer / dijo el fulano
que la útopia ya no existe
si vos / mengana dulce
osada / eterna
si vos / sos mi utopía

Mario Benedetti

miércoles, 6 de mayo de 2009

Operación rapiña




Operación puesta en marcha cada medio día. Como en casa de tanos aquellos de la familia unida, cada medio día se hace el llamado más importante del día, el llamado a la rosticería amiga.

Es regla que quienes cobran sueldos superiores lloren y mendiguen no tener un mango. Nosotros, viles plebeyos, nos damos el gusto de los grandes banquetes. El almuerzo en nuestra oficina es todo un protocolo. En el almuerzo se discute de política, de dengue, de gripes de estación, de pandemias, de autos, de sexo, de laburos, de profesionales y bizarros, y como no podía faltar… si, también hablamos de tinelli.

Soy yo quien generalmente se ocupa del gran llamado. Primero, pregunto si van a almorzar y acto seguido pregunto qué o sugiero platos desinteresadamente. Y no, no tengo cometa del roticero eh!

Ahora siempre está él… siempre está esperando que alguien le calcule mal, que alguien pronuncie su frase amada “che, alguien quiere terminar esto, yo no doy más”. Él, sin vergüenza alguna, sin rubores, descarado, se abalanza tan obviamente que ya es el show del final del almuerzo.

Hay quienes comen sus porciones prolijamente. Hay quienes la comparten. Y hay a quienes les sobra. Para estos ultimos siempre está la pandilla “anti operación rapiña” quienes a cualquier precio se ocupan de terminar el plato en cuestión.

En el 99% de los casos, cuando se emprende la operación rapiña, siempre se contempla la bebida. La coca cola fría, infaltable. Cualquiera puede ser victima del hurto de su vaso lleno, siempre. Cualquiera puede darse vuelta y encontrarse con la aureola que deja en la mesa un vaso transpirado de coca cola fría.

La operación rapiña puede ser llevada a cabo por cualquier persona independientemente de su puesto jerárquico o brecha etarea.

y vos, conoces un experto en “operación rapiña” en tu oficina?


Próximamente, operación consejo.

martes, 5 de mayo de 2009

Operación fuga

Es estupendo presenciar la cantidad y calidad de excusas que un ser humano puede empezar a desarrollar para esfumarse literalmente de la oficina, temprano.
Yo creo que ciertos empleados/compañeros podrían desarrollar sin miedo al fracaso un decálogo exquisito de cómo hacer para desaparecer. Y digo desaparecer no en cualquier momento, sino en el minuto exacto.

La operación fuga se huele, se siente. Puedo anticiparlo. Caminadas apuradas, manotazos, energía desmesurada que demuestra “ustedes, ey, oigan, miren todo lo que hago”. Innumerables frases como… tengo que llamar a tal, debo reunirme con, habría que enviarle un correo a…

En un determinado momento, se acerca el ser en cuestión de manera sigilosa, y te dice bajito: “¿vos a que hora te vas? yo me tengo que ir a hacer tal cosa, ¿podes terminarme esto?” mientras te muestra todo lo que está diciendo hace tres horas que tiene que hacer. Y sin vergüenza ajena agrega: ¿me podes cubrir hoy? ¿Vos tenes que hacer algo?. Independientemente de lo que contestes, aunque sea “si, pensaban realizarme una operación a corazón abierto en media hora” el tipo ya no puede abortar la maniobra, y en cuanto menos te lo esperes solo escucharás la puerta de calle.

Y ya, se fue, no existe más, te la volvió a poner otra vez… y cuantas van?

Lo más gratificante es, al día siguiente, observarlo mientras le decís que cuando “justo” se fue él, llamó el jefe… y que solo al escucharte atender el teléfono te dijo… “a que fulano justo recién se fue?”

miércoles, 29 de abril de 2009

Ouch!


Este es uno de esos momentos en donde solo pensas… “tierra tragame”.









martes, 28 de abril de 2009

Que locura…


Hace unos meses que venimos taladrados con el tema del dengue. Que hubo un caso, que dos, que diez, mientras que en realidad hay miles y por todos lados... Que se desarrolla en agua podrida y resulta que después solo en agua limpia… que la unica prevención efectiva es el repelente… Repelente que costaba mucho conseguir y cuando lo conseguías tenias que vender un órgano para pagarlo.


Muchos pensaron el la idea de “fabricar repelente”.


Y ahora resulta que nos vamos a morir todos de gripe…


Lo que es este país che, ni con el oportunismo se puede progresar.


Hay que ponerse ya a fabricar barbijos


http://www.clarin.com/diario/2009/04/28/um/m-01907438.htm

viernes, 24 de abril de 2009

Postulado 1

El pelotudo con ocurrencias

1) Siempre anda perdido por algún escritorio de alguna PyMe.

2) Las últimas estadísticas realizadas arrojan que:
  1. a. Un 99% del universo total evaluado tiene voz de pelotudo. Mientras que el 66% de ellos combina la voz con cara de pelotudo.
  2. b. Se destaca del resto, por su innegable insistencia e inminente capacidad por romper las pelotas al proveedor de turno.
  3. c. Generalmente la pelotudes que exige sin en caracter de URGENTE.
  4. d. Cuando solicita alguna modificación al trabajo en curso lo hace en carácter de “vital” para el desarrollo micro y macro económico de la empresa para la cuál trabajan. Siempre en todos los casos son cosas innecesarias, intrascendentes, ocurrencias comunes y corrientes, de un tipo muy preocupado y poco ocupado.

3) Se indagó en la muestra representativa al universo de pelotudos con ocurrencia a cerca de temas tales como:
  1. a. Si se diera el caso de que el proveedor no accediera a su pedido:
  • i. Se caga encima, vomita o llora.
  • ii. Le baja la presión arterial o se le juntan la mínima y la máxima.
  • iii. Sufre de migraña.
  • iv. Básicamente, ruega argumentando no saber vivir de otra manera.
  1. b. En el caso un pedido fuera de lugar:
  • i. Puede probar diversas formas de hacerse el boludo y repreguntar hasta el cansancio, utilizando sinónimos, lenguaje de señas, transmisión de pensamientos y parapsicología.
  • ii. Es capaz de organizar 200 reuniones para sugerir el tema.
  • iii. Puede correrte con algún pago, poniendo de excusa al dueño de la PyMe para tratar de persuadir…
4) Generalmente falla. Se equivoca, no entiende. se marea, se anula, sufre. Básicamente se angustia ante cuestiones SIMPLES.
5) Se hace odiar fácilmente por ser rotundamente inaguantable.
6) Te envía 345 correos cada 6 horas, en donde repite constantemente lo que te comprometiste a hacer.
7) Amplia capacidad de superación. Imaginación sin límites. Falta de límites y vergüenza ajena al “mangazo”:
Ejemplo: Si hacer diseño y páginas webs, te pregunta que le conviene, si una 486 o una comodote 64. Vos pensas: ¿Qué?
8) El pelotudo con ocurrencias estándar, es difícilmente predecible. Te hastía su ocurrencia en el 89,78% de los casos.

Conclusión:
Después de las investigaciones realizadas, podemos considerar que un pelotudo con ocurrencias forma parte de una PyMe por los siguientes motivos.
_ Reciben algún tipo de subsidio:
  • En algún rol de Responsabilidad Social Empresaria
  • En algún plan encubierto de estudio medicinal protocolar, de carácter secreto y confidencial, que se dedica a ensayar este tipo de patologías, con el objetivo de revertirla o, en casos extremos, exterminarlas.
_ Es el hijo de alguno de los dueños.


Fuentes confidenciales. Realizado en Bs. As. año 2008/2009. Todos los derechos reservados.

miércoles, 22 de abril de 2009

La tarea de Pufla!!!

Ok. Tengo tarea de pufla. Confesar 15 cosas que amo de mi vida cotidiana y nominar a otras 5 personas para hacerlo. Acá va.


1) Si hace frío, dormir y si llueve bue… excelente.

2) A él, mi chico. jeje

3) Las noches de verano. No importa si es día de semana o no.

4) El mate, dulce.

5) Hablar por teléfono

6) el pan con dulce de leche y manteca

7) el asaaaaaaaaaaaaaaaaaaaado y las pastas.

8) la coca cola

9) las tardes al aire libre, sea plaza, patio, etc, tomando mate con amigos/as

10) el chocolate

11) que me rasquen la espalda

12) manejar

13) la música dulce

14) la sonrisa de mi ahijado

15) despertarme pensando que es viernes y darme cuenta que es sábado.


Solo me faltaría decir a quienes les dejo yo esta tareita... pero, como tengo miedo a que naaaaaaaadie me de pelota... bue, quienes quieran.... la hacen.

lunes, 20 de abril de 2009

Para pensar

video

Creo que no hay nada que agregar

viernes, 17 de abril de 2009

Las maximas de mi abuelo

El otro día voy a lo de mi abuelo. Tiene 81 años.
Entro, me siento en la cocina, y espero a ser bombardeada por sus charlas.
Cuestión qué me dice:

- Hoy fui a sacar el registro.
- Asi? Y te lo dieron?
- Si, yo le tenía miedo a la oculista, pero me fue bien. Después me hicieron ir a ver a uno que te controla la cabeza…
- Como abuelo? Como que te controla la cabeza?
- Si. Me preguntaba cuantos años tengo, que es, donde vivo, como se llama el presidente… y ahí me cagó.
- Ah, el tipo ese debe ser un medico que controla que estés bien mentalmente… pero ¿Por qué te cagó?
- Y porque yo no me acordaba el nombre de la presidenta. Pero, le dije es la esposa del pingüino KICHEN

Yo, cuando dijo kichen, ya estaba desmayada en el suelo.

////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////

YO: Conseguiste off?

Mi Abuelo: Si, hoy fui a la despensa de Beto. Yo uso poco, porque a mí nunca me pican los mosquitos… yo por la abuela.

YO: Si no, pero hay que ponerse. Está complicada la cosa.

Mi Abuelo: Si, ahora con esto del GUENGUE, no hay que joder… te moris!

Salas de espera

Llegué 20 minutos tarde. Me siento en las incomodas sillas de la sala de espera. Miro en la tele y veo a un tipo canoso de unos 40 años que habla de algo… pero no se escucha porque la tele no tiene volumen.

Aburrida, sola y sabiendo que debería esperar un rato largo me detengo a escuchar las conversaciones de la gente que está a mí alrededor. Noto que el 90% está esperando a mí medico y que casi el 100% tiene más de 60 años. Haciéndome la distraída, mirando mis estudios, noto que las dos señoras de mi derecha vienen juntas. Alguna de ellas irá a atenderse con el mismo doctor que yo. Una de ellas le pregunta (a unos 6 asientos de diferencia) a otra señora que venia con un hombre mayor (supongo que su padre)… a que hora tenían turno, que si era la primera vez que venia, que si se lo habían recomendado, quien, por que tema… la señora responde casi exclusivamente con monosílabos.

La señora de mi derecha, le dice a la otra señora que venia con ella: "Que esté tanto tiempo con los pacientes es bueno"

Yo sigo sumergiendo la vista en los informes de mis estudios. La señora de mi derecha tenía ganas de hablar… y yo no. Odio las charlas que surgen en las salas de espera.

Mientras, detrás mío, discute un matrimonio. Ella decía que no pero el le dice ahora vengo. El hombre de unos 60 años, se acerca a uno de los tipos de seguridad y le dice algo bajito, y vuelve a su asiento. La mujer le dice, “vos no estás bien”. El, le contesta… “me dijo que si, y yo quiero estar informado, y eso está bien.”… al ratito, observo que el de seguridad se va y vuelve con una enfermera que tiene un control remoto en la mano. Vino y puso TN. El hombre, lejos de estar conforme, levanta la voz y dice “le podes subir el volumen?”… la enfermera lo mira (como diciendo ¿quiere un café?) sube 3 rayitas el volumen y se va. Obvio que no se escuchaba nada más que el murmullo de la sala de espera abarrotada de gente.

En TN estaban pasando el caso de estos tipos que discutieron en la calle, y que le pegó un balazo al otro.


Las viejas de mi derecha empezaron a hablar de la pena de muerte. Una de ellas dice… “con los militares…” El matrimonio de atrás empieza a decir que ya no se puede ni discutir en la calle… y se empieza a dar todo un debate, y me empiezan a querer incluir a mi, mientras yo sonriendo y gesticulando “que barbaridad” volvía sistemáticamente a la hoja de mis estudios.

Una de las viejas de la derecha, indignada, agarra su celular (que detrás tenia una cinta pegada con el numero escrito) y llama a Mario - su ¿marido? ¿su hijo? – para decirle que ponga TN. Y comenzó a hablar con Mario sobre la inseguridad, que hay que vender el auto, que no hay que cobrar más los alquileres de los departamentos, que hay que contratar una inmobiliaria… y que la jubilación no se que…

Yo diría que la señora debería dejar de andar ventilando su patrimonio por celular, el cuál además tiene el número pegado detrás de manera absolutamente visible, ¿no?

Por fin me llamó el medico. Me gané unas cuantas miradas de odio porque llegué tarde y me atendió antes…

Qué tedioso es estar en una sala de espera.

miércoles, 15 de abril de 2009

Esperando el impacto

La Bersuit, Tetosterona (2005), Esperando el impacto.

jueves, 9 de abril de 2009

Situación


De regreso de una tarde de “aire libre y verde”, de cena improvisada con amigos… de pos sobremesa y campeonato reñido de “teg”… (si, la campeona fui yo, los liquidé en apenas dos horitas…)

Llego a casa, cansada. Llego a casa pensando en que hace MUCHO frio, en el calorcito de mi cama, en mi almohada, en qué canal voy a dejar programado para dormirme rápido, en que anoche me acosté tarde y hoy me levanté temprano… llego a casa y me entero que los padres de mis vecinos se fueron el finde largo y los dos adolescentes que tienen por hijos están tirando la casa por la ventana. Meta reguetón, meta cumbiancha, meta “y si alguuuuna vez sentiste algo lindo por mi, perdóname”… meta “chupa chichi” meta no se que…. y de repente enganchan marcha rabiosa… y de repente se escucha “de boliche en boliche, me gusta la joda y me gusta el bochinche…”
META FIESTA. Meta joda a 4 cm de mi ventana y mi cama, y la reput…

Indignada. Ya ni se respeta un jueves santo. Que envidia. Los odio. La pucha, como pasa el tiempo. Me puse vieja che.

(ah, la foto no se que tiene que ver, pero a mi me gustó)

lunes, 6 de abril de 2009

he vuelto de terapia

Hace como 5 o 6 años que voy a terapia. Pase por 4 terapeutas y alguna que otra consulta. Jamás llegue al punto en el que me encuentro hoy, después de haber tocado fondo-fondo mal. Hoy espero los días que tengo terapia, disfruto del “turro” de mi psicólogo una sesión más que la otra, y disfruto que me pase esto porque nunca antes me había pasado.

Y hace unas sesiones atrás que la cosa se está poniendo más fuerte. El está yendo a fondo, y yo lo estoy dejando. Porque yo ya no tengo tanto miedo.

Y últimamente noto que siempre que salgo de terapia, salgo a mil. Y a mil mal/mal. Pretendo resolverlo todo, matar a alguien, llorar, salir a robar un banco, correr, cambiar 360 grados mi vida, cambiar de laburo, viajar y perderme… puede ser cualquiera de estas opciones, todas y quizás hasta ninguna a la vez.

Mientras vuelvo a casa… me asfixio entre: interrogantes existenciales, mandatos familiares heredados e indiscutidos, las situaciones que me resultan inmanejables, preguntas, repreguntas, re-repreguntas, alguna que otra respuesta reflejo… el viaje de regreso a casa es lleno de adrenalina, decisiones casi tomadas, impulsos disfrazados de “madures / crecimiento”…

Mientras entro el auto, me repito: basta, se termino, mañana cambio mi vida. Saludo al que me cruzo, llego a mi habitación, prendo la maquina, empiezo a escribir esto… y …

Y escucho a mi vieja a los gritos que baje ya a hacer no se que cosa, porque hoy me fui y no hice tal otra, porque cuando ella me pidió la semana pasada “x” yo le contesté “z”…

Y ahí me doy cuenta porque voy a terapia, porque me hago los planteos que me hago, porque soy como soy, porque vivo como vivo, porque, porque y porque…

Pero basta, ya se acaba, me lo prometo.

domingo, 5 de abril de 2009

Ultimamente






Cada vez que arreglo un pedazo de mi vida, se me desarregla otro.


Saben que? Estoy bastante harta.






jueves, 2 de abril de 2009

Pendejos de mierda

Salía de mi trabajo, relativamente temprano, y caminaba hacia el encuentro de mi socio y otros dos amigos para ver el partido de la selección. Seguido a eso, seguiríamos trabajando hasta la noche.


Caminando, avisto en la vereda de enfrente 4 niños en un balcón que gritaban a la gente que pasaba caminando. Me acercaba yo sonriendo por la inocencia y la maldad de algún comentario “chistoso”, y en eso escucho que el único varón del grupo dice:


- Chau señora…


Miro desesperadamente hacia mi alrededor, y no había nadie. De repente caigo en la cuenta de que para estos niños de 9 0 10 años, la señora vendría a ser yo.


No pude evitar continuar caminando pensando y bufando “pendejos de mierda”…


Señora yo? Si apenas estoy despidiendo mis 25 abriles…

martes, 31 de marzo de 2009

Vicky, Cristina, Barcelona






... solo el amor imcompleto puede ser romantico...





lunes, 30 de marzo de 2009

Ayer

En el patio de casa:


Una amiga y yo hablando… y de repente mi amiga empieza a construir teorías, a indagarse y repreguntarse, y termina diciendo una animalada… yo, desesperada porque escuchaba a mis vecinos “cerca” le digo: shhh!!! Los vecinos…


Y ella, contestó rotundamente:

Natalia, los vecinos solo escuchan cuando hablas bajito!!!


Nota mental: recordar eso.

jueves, 26 de marzo de 2009

Amores de ayer





Llanto, odio, ternura, bronca, amargura, alegría. Pasión, delirio, piel. Sexo. Venganza. Cuernos, mentiras, poemas y flores. Ganas. Intriga, seducción y desilusión. Canciones sabidas de memoria. Canciones condenadas al olvido. Instantes eternos grabados a fuego. Mil desencuentros. Algunos fallidos y algunas pisadas. Marcas y huellas y huellas sin marcas. Sinceridad y oscuridad. Arrepentimiento. Adrenalina. Convicción y olvido.



martes, 24 de marzo de 2009

.

Vivimos mal. Vivimos asustados, vivimos paranoicos

Como se hace para seguir adelante todos los días teniendo la sensación de que en ves de vivir, sobrevivimos.


No hay palabras lindas ni dulces para describir la realidad que vivimos todos los días.

domingo, 22 de marzo de 2009

Ella...




Presa de otra cama, de otro beso, rehén de otra mirada.

Camina, anda y desanda. Busca, piensa, pide y calla.
Dentro de otra alma, dentro de otro sueño, estalla. Grita. Llora.
Sumergida en historias de otros, busca en primera persona.

Está en silencio. Está callada. Está distante.

Está segura de lo que no sabe. Está inquieta por lo que no tiene.






domingo, 15 de marzo de 2009

Sin Título

Dale. Vení. Volvé. Se te extraña. Yo te extraño. Me haces falta. Quiero que te metas en mi y que te deslices, que hagas y deshagas como solo vos sabes, porque solo así fluyes y solo así vuelo. Necesito que me salves de tanto pensamiento estéril, de tanta idea suelta que flota por aquí. Necesito tu voz, tu alma y tus formas. Te necesito en mí.


Acá estoy esperándote. Y acá estoy, llamándote. Y me destruye saber que ningunos de mis intentos desesperados te conmueven. Me desespera que no te importe. Me desespera que aun así te burles. Me desespera no saber como tenerte y mucho más no saber retenerte.



No hay caso. No viene. No vuelve. No quiere.



Maldita inspiración. ¿Dónde estás?

jueves, 5 de marzo de 2009

Volver…

Volver a mí.
Volver a encontrarme conmigo.
Volver a disfrutar.
Volver a improvisar.
Vivir.
Volver a pensar.
Volver a sentir.
Volver a no pensar.
Dejar de sentirme inmensamente insignificante.
Dejar de planificar.
Ver el sol. Sentirlo. Quererlo y odiarlo.
Desconectarme y reconectar y vivir.
Darme cuenta cuanto extrañaba la frescura de lo espontáneo.

Sonreír.

Sonreír. Sonreír. Y sonreír.
Nunca más el auto - encierro, nunca más eso para mi vida.
 
© 2009 Mi locura es Mia. All Rights Reserved | Powered by Blogger
Design by psdvibe | Bloggerized By LawnyDesignz